miércoles, 6 de febrero de 2013

Una mantita a cuadros.

Cuando Jemima llegó a casa, el amor y el cariño de la familia la rodearon.
Entre todas esas muestras de afecto, llegó la abuela Betty con una mantita hecha en "patchwork".
Esta frazadita la rodeó siempre, en las noches de descanso y en aquellas en que luchaba por sobrevivir, en sus viajes al campo de Cholila, donde las frías noches no la alcanzaban por tan tierno abrigo.
También servía para que la acostemos en las playas en el mar o los lagos de la cordillera.
Parecía que cada cuadro de esa manta fuera un cuadro de la vida de Jemima. Sobre todo por sus colores alegres, porque a pesar de todas las complicaciones en su salud, Jemima disfrutaba de vivir.
Días pasados, Ely tomó en sus manos esa mantita  tan bien guardada como cada uno de los momentos vividos con su hermanita.
pronto ésta será el abrigo de su hijita . Todo el amor y el afecto que rodeó a Jemi , perdurarán en esta bebé que viene en camino.
La mantita de la abuela Betty ahora envolverá a su bisnieta.


lunes, 13 de agosto de 2012

PAPÁ ESCRIBIÓ


En memoria a Jemima mi hija:
Si pudiera hoy...
Si pudiera hoy tomarte en mis brazos
Mirar tus ojos profundos
Si pudiera hoy acurrucarte en mi pecho
Y besar tus mejillas suaves
Volaríamos apenas sobre la hierba naciente
Espantando teros y bandurrias
Subiríamos alto esquivando sauces rozando las mesetas
Llegando hasta la cresta del Nahuel Pan
Bajaríamos por el cañadón escuchando el murmullo del arroyo
Las golondrinas nos saludarían al pasar
Nosotros rozando las agujas de los pinares
Si pudiera hoy hacerte reír
No derramaría estas lágrimas, si pudiera…

lunes, 30 de abril de 2012

Jemima es más que un recuerdo.

La semana pasada floreció el rosal que plantamos en honor a Jemima, cuando ella se fue. 
En su recuerdo llevamos una rosa . 
En casa siempre hay cositas que nos recuerdan a ella, pero no es con dolor ni tristeza, sino con gratitud por lo que hemos vivido con ella. Jemima es razón de muchas charlas, de comentarios o de sonrisas.
El domingo estuvimos con una nenita que nos recordaba mucho a ella , con sus ojitos almendrados y su pelito negro, brillante y peinado con dos colitas.
Es consolador saber que nuestra pequeñita está en un lugar de paz y alegría.Y algún día nos volveremos a encontrar.

sábado, 15 de octubre de 2011

Mis hijos.

Mañana es nuevamente el Día de la Madre, día comercial si los hay, pero día en que se mueven muchas emociones.
Recuerdo que para mi mamá era tan especial, ella se sentía tan plena con ser mamá, tenía tanta gratitud a Dios por cada uno de nosotros, sus hijos, que nada más le importaba.
Para mí es un día especialmente difícil, ya que como mamá , un gran pedazo de mi corazón fue arrancado cuando Jemima falleció, y me recuerda este dia una canastita de goma eva , que fue su regalo de la escuela, un mes antes de partir, una canastita vacía, como vacío quedó ese hueco en mi vida que ella llenaba. Sus ojitos me miran desde una fotografía, ya no está su olorcito a bebé , ni su mirada dulce, absorbiendo todo lo que pasaba a su alrededor.
Por otro lado, lo natural de la vida hace que los hijos mayores Elisabet y Cristian, estén en este día tan lejos, que pareciera que las distancias aún se alrgan en esta época, y los extraño tanto...¡Ay! Cómo los extraño!.
Pero también en medio de todo esto,me doy el tremendo privilegio y desafío que tengo al ser MAMÁ, el haber tenido en mis brazos a ese ser tan especial, aún en su último aliento, que me enseñó a ver la vida en una perspectiva mucho más allá de las cosas vanas, a ver el milagro en lo cotidiano, a sentir muy profundo , a llorar con todas mis fuerzas y a reir de la misma manera.
Y el saber que tengo dos hijos tremendos , que han sabido pararse frente a la vida con firmeza, valorando los pequeños detalles, siendo y haciendo amigos, dando sin pedir nada a cambio, amando y sirviendo a Dios, trayendo alegría a mi corazón a diario, cuando pienso en ellos, cuando me dejan un mensaje, o me llamamn por teléfono, o comparten sus locuras conmigo. Hijos que me enseñan y me enorgullecen. Hijos que no podrían ser mejores para mí, y quel os amo desde lo más  profundo de mis entrañas.
Cómo no estar agradecida por este tremendo privilegio que tengo de ser mamá.Gracias a Dios por permitirme vivir con intensidad cada momento y por el tremendo regalo que me has dado de ser mamá de Ely, Cris y Jemi.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Si pudiera hoy...

Si pudiera hoy tomarte en mis brazos
Mirar tus ojos profundos
Si pudiera hoy acurrucarte en mi pecho
Y besar tus mejillas suaves
Volaríamos apenas sobre la hierba naciente
Espantando teros y bandurrias
Subiríamos alto esquivando sauces rozando las mesetas
Llegando hasta la cresta del Nahuel Pan
Bajaríamos por el cañadón escuchando el murmullo del arroyo
Las golondrinas nos saludarían al pasar
Nosotros rozando las agujas de los pinares
Si pudiera hoy hacerte reír
No derramaría estas lágrimas, si pudiera...

PAPA

sábado, 9 de abril de 2011

Recordandola

Hoy , particularmente, estuve pensando mucho en Jemima. No se por que, simplemente sé que vino a mi memoria su carita, sus ojitos, su piernita levantada cuando se ponia contenta.
Hay momentos en que la extraño mucho, pero días como el de hoy, me regocijo con los momentos vividos con ella.

martes, 9 de noviembre de 2010

"2 años"

Dos años, sólo dos palabras, que entendemos sin explicaciones.
Dos años, implica estar  sin Jemima. Recuerdos que se suman a momentos de  paz, de consuelo, de dolor , de preguntas.
Pero sobre todo , dos años , donde nuestro amoroso Señor no da consuelo, toma nuestras lágrimas en una vasijita, nos fortalece, nos consuela.
Dos años en que nuestra familia quedó incompleta, pero con la eterna esperanza  que ella está siendo acunada por los brazos amorosos de Jesús. La extrañamos, si y mucho.
Nos duele aún su partida, los recuerdos van desde las sonrisas a las lágrimas, pero Dios tiene el control, y Él supo lo que había que hacer, cuando nosotros nos hundíamos en la desesperación de verla sufrir.
Jemima fue y será la hijita que nos enseñó una faceta de la vida que no conocíamos.Nos hizo fuertes , nos enseñó a superar las dificultades y VIVIR!